Tutorial Blog

Bienvenido a CakePHP. Probablemente estás consultando este tutorial porque quieres aprender más sobre cómo funciona CakePHP. Nuestro objetivo es potenciar tu productividad y hacer más divertido el desarrollo de aplicaciones. Esperamos que puedas comprobarlo a medida que vas profundizando en el código.

Este tutorial te guiará en la creación de una aplicación sencilla de blog. Obtendremos e instalaremos CakePHP, crearemos y configuraremos la base de datos y añadiremos suficiente lógica como para listar, añadir, editar y eliminar artículos del blog.

Esto es lo que necesitarás:

  1. Servidor web funcionando. Asumiremos que estás usando Apache, aunque las instrucciones para otros servidores son similares. Igual tendremos que ajustar un poco la configuración inicial, pero la mayoría pueden poner en marcha CakePHP sin configuración alguna. Asegúrate de tener PHP 5.6.0 o superior así como tener las extensiones mbstring, intl y mcrypt activadas en PHP.
  2. Servidor de base de datos. Usaremos MySQL en este tutorial. Necesitarás saber cómo crear una base de datos nueva. CakePHP se encargará del resto. Dado que utilizamos MySQL, asegúrate también de tener pdo_mysql habilitado en PHP.
  3. Conocimientos básicos de PHP.

¡Vamos allá!

Obtener CakePHP

La manera más sencilla de ponerse en marcha es utilizando Composer. Composer te permite instalar fácilmente CakePHP desde tu terminal o consola. Primero, debes descargar e instalar Composer si todavía no lo has hecho. Si tienes cURL instalado, es tan fácil como ejecutar lo siguiente:

O puedes descargar composer.phar desde la página web de Composer.

Instalando Composer de manera global evitarás tener que repetir este paso para cada proyecto.

Luego, simplemente escribe la siguiente línea en tu terminal desde tu directorio de instalación para instalar el esqueleto de la aplicación de CakePHP en el directorio [nombre_app].

php composer.phar create-project --prefer-dist cakephp/app [nombre_app]

O si tienes Composer instalado globalmente:

composer create-project --prefer-dist cakephp/app [nombre_app]

La ventaja de utilizar Composer es que automáticamente completará algunas tareas de inicialización, como aplicar permisos a ficheros y crear tu fichero config/app.php por ti.

Existen otros modos de instalar CakePHP si no te sientes cómodo con Composer. Para más información revisa la sección Instalación.

Dejando de lado cómo has descargado e instalado CakePHP, una vez ha terminado la configuración, tu directorio de instalación debería tener la siguiente estructura:

/directorio_raiz
    /config
    /logs
    /src
    /plugins
    /tests
    /tmp
    /vendor
    /webroot
    .gitignore
    .htaccess
    .travis.yml
    README.md
    composer.json
    phpunit.xml.dist

Quizás sea buen momento para aprender algo sobre cómo funciona esta estructura de directorios: echa un vistazo a la sección CakePHP Folder Structure.

Permisos de directorio en tmp

También necesitarás aplicar los permisos adecuados en el directorio /tmp para que el servidor web pueda escribir en él. El mejor modo de hacer esto es encontrar con qué usuario corre tu servidor web (<?= `whoami`; ?>) y cambiar la propiedad del directorio tmp hacia dicho usuario. El comando final que ejecutarás (en *nix) se parecerá al siguiente:

$ chown -R www-data tmp

Si por alguna razón CakePHP no puede escribir en ese directorio, serás informado mediante una alerta mientras no estés en modo producción.

A pesar de que no se recomienda, si no eres capaz de aplicar la propiedad del directorio al mismo usuario que el servidor web, puedes simplemente aplicar permisos de escritura al directorio ejecutando un comando tipo:

$ chmod 777 -R tmp

Creando la base de datos del Blog

Vamos a crear una nueva base de datos para el blog. Puedes crear una base de datos en blanco con el nombre que quieras. De momento vamos a definir sólo una tabla para nuestros artículos (“posts”). Además crearemos algunos artículos de test para usarlos luego. Una vez creada la tabla, ejecuta el siguiente código SQL en ella:

/* Primero, creamos la tabla artículos: */
CREATE TABLE articles (
    id INT UNSIGNED AUTO_INCREMENT PRIMARY KEY,
    title VARCHAR(50),
    body TEXT,
    created DATETIME DEFAULT NULL,
    modified DATETIME DEFAULT NULL
);


/* Luego insertamos algunos artículos para probar */
INSERT INTO articles (title,body,created)
    VALUES ('El título', 'Esto es el cuerpo del artículo.', NOW());
INSERT INTO articles (title,body,created)
    VALUES ('Un título de nuevo', 'Y el cuerpo sigue.', NOW());
INSERT INTO articles (title,body,created)
    VALUES ('El título ataca de nuevo', '¡Esto es realmente emocionante! No.', NOW());

La elección de los nombres para el nombre de la tabla y de algunas columnas no se ha hecho al azar. Si sigues las convenciones para nombres en la Base de Datos, y las demás convenciones en tus clases (ver más sobre convenciones aquí: Convenciones CakePHP), aprovecharás la potencia del framework y ahorrarás mucho trabajo de configuración. CakePHP es suficientemente flexible como para acomodarse hasta en el peor esquema de base de datos, pero utilizando las convenciones ahorrarás tiempo.

Echa un vistazo a las convencionnes para más información, pero basta decir que nombrando nuestra tabla ‘articles’ automáticamente lo vincula a nuestro modelo Articles y que campos llamados modified y created serán gestionados automáticamente por CakePHP.

Al llamar ‘articles’ a nuestra tabla de artículos, estamos diciendo a CakePHP que vincule esta tabla por defecto al Modelo ‘Articles’, e incluiya los campos ‘modified’ y ‘created’ con ese nombre, los cuáles serán automáticamente administrados por CakePHP.

Configurando la Base de Datos

Rápido y sencillo, vamos a decirle a CakePHP dónde está la Base de Datos y cómo conectarnos a ella. Seguramente esta sea la primera y última vez que configuras nada.

Una copia del fichero de configuración de CakePHP puede ser hallado en config/app.default.php. Copia este fichero en su mismo directorio, pero nómbralo app.php.

El fichero de configuración debería de ser bastante sencillo: simplemente reemplaza los valores en la matriz `` Datasources.default`` con los que encajen con tu configuración. Una configuración completa de ejemplo podría parecerse a esto:

return [
    // Más configuración arriba
    'Datasources' => [
        'default' => [
            'className' => 'Cake\Database\Connection',
            'driver' => 'Cake\Database\Driver\Mysql',
            'persistent' => false,
            'host' => 'localhost',
            'username' => 'cake_blog',
            'password' => 'AngelF00dC4k3~',
            'database' => 'cake_blog',
            'encoding' => 'utf8',
            'timezone' => 'UTC'
        ],
    ],
    // Más configuración abajo
];

En cuanto guardes tu nuevo fichero app.php deberías de ser capaz de acceder mediante tu navegador web y ver la página de bienvenida de CakePHP. También debería decirte que se ha encontrado el fichero de configuración así como que ha podido conectarse a la base de datos.

Nota

Recuerda que debes tener PDO y pdo_mysql habilitados en tu php.ini.

Configuración Opcional

Aún hay unas pocas cosas que puedes configurar. La mayoría de desarrolladores acaban estos ítems de la lista de la compra, pero no se necesitan para este tutorial. Uno de ellos es definir un string de seguridad (security salt) para realizar los ‘hash’ de seguridad.

El string de seguridad se utiliza para generar ‘hashes’. Cambia el valor por defecto editando el fichero config/app.php. No importa mucho el valor que contenga, cuanto más largo más difícil de averiguar:

'Security' => [
    'salt' => 'Algo largo y conteniendo un montón de distintos valores.',
],

Sobre mod_rewrite

Si eres nuevo usuario de apache, puedes encontrar alguna dificultad con mod_rewrite, así que lo trataremos aquí.

Si al cargar la página de bienvenida de CakePHP ves cosas raras (no se cargan las imágenes ni los estilos y se ve todo en blanco y negro), esto significa que probablemente mod_rewrite no está funcionando en tu sistema. Por favor, consulta la sección para tu servidor entre las siguientes acerca de re-escritura de URLs para poder poner en marcha la aplicación:

  1. Comprueba que existen los ficheros .htaccess en el directorio en el que está instalada tu aplicación web. A veces al descomprimir el archivo o al copiarlo desde otra ubicación, estos ficheros no se copian correctamente. Si no están ahí, obtén otra copia de CakePHP desde el servidor oficial de descargas.

  2. Asegúrate de tener activado el módulo mod_rewrite en la configuración de apache. Deberías tener algo así:

        LoadModule rewrite_module       libexec/httpd/mod_rewrite.so
    
    (para apache 1.3)::
    
        AddModule       mod_rewrite.c
    
    en tu fichero httpd.conf
    

Si no puedes (o no quieres) configurar mod_rewrite o algún otro módulo compatible, necesitarás activar las url amigables en CakePHP. En el fichero config/app.php, quita el comentario a la línea:

'App' => [
    // ...
    // 'baseUrl' => env('SCRIPT_NAME'),
]

Borra también los ficheros .htaccess que ya no serán necesarios:

/.htaccess
/webroot/.htaccess

Esto hará que tus url sean así: www.example.com/index.php/nombredelcontrolador/nombredelaaccion/parametro en vez de www.example.com/nombredelcontrolador/nombredelaaccion/parametro.

Si estás instalando CakePHP en otro servidor diferente a Apache, encontrarás instrucciones para que funcione la reescritura de URLs en la sección url-rewriting

Ahora continúa hacia Tutorial Blog - Parte 2 para empezar a construir tu primera aplicación en CakePHP.